ftf

A tres meses de la Huelga de la CNTE ¡la Reforma se tambalea!

A tres meses de iniciada la Huelga de la CNTE

LA REFORMA EDUCATIVA NEOLIBERAL SE TAMBALEA

Declaración de la Coordinadora Socialista Revolucionaria de México

La apertura de una mesa de diálogo entre el gobierno de Enrique Peña Nieto y la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), es una clara señal de que la gigantesca campaña difamatoria, el asesinato selectivo de algunos miembros, el despido masivo de trabajadores, el encarcelamiento de una docena de sus dirigentes y la amenaza de que el gobierno “ya había perdido la paciencia”, no lograron intimidar la heroica movilización magisterial, la cual sí logró doblegar la intransigencia de un gobierno que afirmó que “nunca estaría dispuesto a negociar la ley”.

La huelga de la CNTE –iniciada el pasado 15 de mayo en los estados de Michoacán, Guerrero, Oaxaca, Chiapas y en muchas otras regiones del país-, fue la única alternativa que le quedo a este digno sector del magisterio para defender su derecho a la estabilidad laboral, la gratuidad de la educación y con contenidos laicos, sociales y nacionalistas, que intentan ser suplantados por criterios egoístas dictados por los grandes poderes económicos internacionales.

La huelga fue iniciada por cerca de los 300 mil trabajadores integrantes de la CNTE –que es un corriente democrática al interior del corrupto y burocratizado Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, que cuenta con cerca de 1 millón 300 mil afiliados y que está totalmente sometido a los dictados de los gobiernos en turno-, pero que ha contado con el apoyo activo de los padres de familia, del sindicalismo democrático y que cada día se extiende a nuevos sectores todavía bajo el yugo del “charrismo”.

Además del paro de labores, los maestros y maestras de la CNTE, han recurrido a todo tipo de movilizaciones para visibilizar y fortalecer su movimiento. La más contundente ha sido bloquear carreteras y vías férreas para impedir el tráfico de mercancías de las grandes empresas nacionales y extranjeras. Esta acción ha afectado las ganancias de los dueños de estas empresas y el funcionamiento de sectores claves de la economía, como la industria automovilística y el comercio.

La masacre de Nochixtlán -poblado del estado de Oaxaca en donde la policía militarizada reprimió salvajemente un bloqueo de magisterial, indígena y popular con saldo de una decena de muertos-, desnudó el carácter criminal de un gobierno cada día más desprestigiado y radicalizó y fortaleció al movimiento.

Este panorama demostró al gobierno que, por el momento, no podía vencer a la CNTE sin afectar negativamente las posibilidades del gobernante Partido Revolucionario Institucional para las elecciones estatales de 2017 y de que la posibilidad de una amplia explosión social era real. Era necesario sentarse a negociar ya sea para “administrar el conflicto” o encontrar un acuerdo que, momentáneamente, enfriara un movimiento que amenaza con desbordarse.

La apertura de esta mesa de negociación cayó como un balde de agua fría para una clase dominante acostumbrada a imponer sus reformas neoliberales sin encontrar mayores trabas. La furia de los patrones se expresa en declaraciones como la del Consejo Coordinador Empresarial que, cínicamente, demanda el “respeto al estado de derecho” y la exigencia de que todos los partidos políticos deben asumir “el costo político de una mayor represión” o de la Confederación de Cámaras Industriales que amenaza con “dejar de invertir y crear empleos”.

La burguesía mexicana sabe muy bien que detrás de la CNTE, y de muchos otros sectores de trabajadores actualmente en lucha, se encuentra el potencial suficiente para iniciar un proceso de fortalecimiento de la clase trabajadora y la posibilidad de echar abajo sus “reforma neoliberales”.

Independientemente de que la CNTE decida continuar sus movilizaciones hasta echar abajo la mal llamada reforma educativa o de que acepte un acuerdo transitorio, sin dejar de demandar su abrogación, para lograr la liberación de sus presos políticos, reinstalar a los trabajadores despedidos, cancelar el carácter punitivo de los exámenes evaluatorios y continuar fortaleciéndose al interior del SNTE, es preciso continuar rodeando de la mayor solidaridad a este grandioso movimiento.

Es al calor de grandes luchas, como la que está librando la CNTE en este momento, que las organizaciones sindicales tienen la obligación de discutir y proponerse objetivos estratégicos para cambiar la correlación de fuerzas. El más importante es asumir el hecho de que ninguna organización sindical, por más grande y poderosa que sea, tiene la fuerza suficiente para cambiar el rumbo de una nación. Se precisa de la más amplia unidad y disciplina de clase, y de contar con una propuesta política propia, para poder hacerlo. Ese es objetivo por el cual, decenas de organizaciones sindicales y cooperativas, están construyendo una Nueva Central de Trabajadores.

México D. F. a 11de agosto de 2016

¡Viva la lucha de la CNTE !
¡Abajo la reforma educativa neoliberal!
¡ Libertad a todos los presos políticos !
¡ Fuera Enrique Peña Nieto !

COORDINADORA SOCIALISTA REVOLUCIONARIA