1dbc450d-49fa-4f6a-9d88-fdd7f8c24023

Condenamos la masacre realizada por la policía de Bogotá este 9 de septiembre |Pronunciamiento Movimiento Ecosocialista Colombia

A la escalada de masacres que en tan solo dos meses llegan a 47 casos en diversas regiones del país debe sumarse la ocurrida la noche del 9 de Septiembre , cuando ocho jóvenes, incluyendo un menor de edad, fueron asesinados por la policía cuando dispararon a quema ropa sobre centenares de manifestantes que protestaban frente a las unidades policiales barriales denominadas Comandos de Acción Inmediata -CAI- por el asesinato del abogado Javier Ordoñez, quien indefenso fue detenido y asesinado, a golpes y con choques eléctricos, por una patrulla de la policía en las inmediaciones del CAI de Villaluz horas antes de que se iniciaran las protestas. Los heridos ya alcanzan la suma de doscientos. Las protestas fueron convocadas por las redes virtuales una vez se conocieron las grabaciones en las que pudo observarse la crueldad con la que fue ultimado Javier Ordoñez.

Este masacre hace parte de una cadena de asesinatos, agresiones y violaciones sistemáticas a los derechos humanos por parte del cuerpo policial en todo el país. La represión a las movilizaciones populares contabiliza muchos muertos en los distintos puntos de la geografía nacional. Las denuncias ciudadanas a golpizas y violaciones a mujeres en los mismos CAI ocurren diariamente.

El cuerpo de policía y su comportamiento represivo hace parte de una institucionalidad vertebrada en torno al terrorismo de Estado, oficializada en la doctrina del “enemigo interno” que trae como consecuencia la criminalización de la protesta social y de la propia movilización cotidiana de los ciudadanos.

El Movimiento Ecosocialista considera que la justificación mediática diseñada por las elites según la cual la responsabilidad de los hechos ocurridos en la capital del país debe atribuirse a “vándalos” condenables judicialmente es una falacia que intenta escondes la responsabilidad de la violencia oficial.

Nos sumamos a las voces que desde las organizaciones populares y de derechos humanos proponen la Reforma de la Policía para convertirla en una entidad de carácter civil agregando que una reforma de esas características debe ser tan solo un componente de una modificación integral que apunte a desmontar el terror de Estado y la impunidad judicial que lo acompaña. Compartimos la propuesta de la renuncia inmediata del Ministro de Defensa y del Comandante en ejercicio de la Policía de Bogotá.

Las movilizaciones del 9 de Septiembre fueron mayoritariamente juveniles. Grafican no tan solo la rabia en contra la represión policial, sino, igualmente, el repudio a la marginalidad social a la que han sido sometidos millones de jóvenes que carecen de estudio y trabajo. La forma como el gobierno de Duque ha gestionado la pandemia producida por el Covic 19 aumenta ese rechazo juvenil.

La entrega de grandes cantidades de dinero del presupuesto público a los banqueros y a los grandes empresarios mientras niega recursos a los hospitales, a los centros de salud y a una población cada vez más empobrecida por la parálisis económica sintetiza el accionar, el caso de AVIANCA es emblemático.

El gobierno nacional acaba de autorizar la entrega de US$370 millones a esa empresa de aviación quebrada, con personería jurídica obtenida en Panamá para evadir impuestos y administrada por bancos norteamericanos, sacando los recursos del Fondo presupuestal destinado a mitigar los efectos sociales del Covic 19 mientras la población experimenta grandes dificultades para conseguir la subsistencia.

El movimiento Ecosocialista comparte la indignación y reconoce la legitimidad social de las protestas que se presentaron este 9 de Septiembre en Bogotá y de las que se vienen desarrollando durante las últimas semanas en todo el país para enfrentar tanta injusticia y barbarie. Consideramos que es urgente coordinar esfuerzos entre todos los que estamos interesados en cambiar el actual estado de cosas para unificar reivindicaciones de carácter urgente tales como la renta básica universal , el aumento del gasto público en salud, impuestos a las grandes fortunas, planes de empleo y financiamiento a las pequeñas y medianas empresas, el desmonte de la represión, entre otros.

El movimiento Ecosocialista hace un llamado a la solidaridad internacional. Consideramos urgente declarar a Colombia en emergencia humanitaria, dada la escalada de masacres que viene presentándose en el país en la absoluta impunidad, y la represión indiscriminada que practica p la Fuerza Pública como parte del terror de Estado. Las declaraciones de funcionarios de Naciones Unidas o de las Instituciones internacionales responsables del seguimiento de violaciones a los derechos humanos condenando estos hechos no son suficientes.

Requerimos medidas urgentes. Llamamos a las organizaciones sociales , democráticas y a los ciudadanos que en cualquier parte del mundo entiendan la gravedad de la tragedia humanitaria que padece la población colombiana a manifestar su solidaridad y a exigir a la llamada “comunidad internacional” a que tome las medidas de la gravedad de los hechos que vienen ocurriendo en el país.

¡Que viva la revolución de los pueblos y lxs que luchan¡

Movimiento Ecosocialista Colombia

Septiembre 10 del 202