Anotación 2020-08-31 221753

Expulsión de Pedro Torres del Movimiento Urbano Popular por la vivienda

Juan Alanis Segovia, militante de la CSR-San Luis Potosí

Hoy en día el 50% de la población de esta ciudad de San Luis Potosí no cuenta con vivienda propia y digna, la mayoría son trabajadores y trabajadoras, con fuentes de empleo precarios e informales, con salarios bajos que apenas alcanzan para pasar el día a día, así sumado a la continua migración de campesinos de municipios empobrecidos donde ya no es posible vivir, sostener a sus familias y mucho menos darles a los hijos el derecho a educación y salud. Así es como llegan cada día colonos en busca de un techo donde vivir.

Es por esta necesidad que son enganchadas muchas personas por vividores de diferentes organizaciones corruptas como los son Antorcha Mundial y otras, e individuos como Pedro Torres. Quienes les prometen terrenos, créditos para viviendas y urbanización de las mismas con la condición de que pertenezcan a su organización para que sus líderes puedan lucrar y negociar con el gobierno.

Lo primero que hacen estos individuos y organizaciones es ponerse de acuerdo con latifundistas urbanos dueños de ejidos para vender los terrenos y lucrar con la necesidad humana, obteniendo su respectiva ganancia. Lo segundo es el cobro de altas cuotas por “gestoría” de la urbanización, agua, luz, drenaje.

Además, cobra los servicios que dan los ayuntamientos por derecho, es el caso de Minas de San Pedro, la Virgen, donde los pobladores se dieron cuenta que no necesitaban a estos vividores para gestionar a lo que ya tienen derecho: los servicios públicos.

En una serie de asambleas organizada por ellos mismos en días pasados donde prevaleció la democracia popular, se decidió desconocer a Pedro Torres y su organización como su representante, respondiendo este con una serie de amenazas contra nuestra camarada Lupita Martínez A. militante de la Coordinadora Socialista Revolucionaria, y hacia otras mujeres dirigentes de ese sector, que además están participando solidariamente con un grupo de mujeres que en su mayoría no tienen techo en donde vivir y que han tomado terrenos federales ociosos en Nuevo Amanecer, de Cerro de San Pedro.

En estas reuniones democráticas han discutido la manera en que ellas y ellos eran utilizados como monedad de cambio con los gobiernos municipales y estatal, para pedir materiales de construcción, ayudas para la construcción de los nuevos colonos, las cuales eran entregados a Pedro Torres y el los vendía para luego utilizarnos en apoyo a sus candidatos del PAN-PRI, es por este medio que ha hecho su fortuna.

Es de celebrarse que se ha empezado a discutir construir una nueva organización democrática y sobre todo de mujeres que están en lucha, ¡apoyemos a la organización autónoma!