no a la guerra

¡Fuera Tropas Rusas de Ucrania! | Declaración de la CSR

Repudiamos toda agresión de un Estado fuerte contra uno débil. Condenamos toda guerra por intereses capitalistas. El pueblo trabajador solo debe combatir por los intereses del pueblo trabajador, no por quienes explotan su miseria.

El Estado ruso, comandado por Vladimir Putin, invadió Ucrania por intereses imperialistas, chovinistas gran rusos y militaristas que nada tienen que ver con los intereses de la clase trabajadora y de otros sectores populares de Rusia ni del mundo.

Al mismo tiempo, la expansión del cerco militar que el imperialismo norteamericano ha ido extendiendo contra Rusia mediante la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) es una agresión sigilosa pero de grandes dimensiones.

Las fuerzas armadas rusas han invadido Ucrania para evitar que se cierre aún más ese cerco militar sobre sus fronteras, pero ni siquiera este cerco se puede esgrimir como excusa para que el régimen autoritario, capitalista, patriarcal y homofóbico de Vladimir Putin invada Ucrania. Ha provocado una guerra con todo lo que implica en términos de muerte, destrucción y sufrimiento de la mayoría del pueblo ucraniano.

El bando imperialista predominante, de Estados Unidos y Europa, que conforman la OTAN, y Japón, ha alentado la guerra desde antes de su estallido, al pretender, de manera intransigente, expandir la OTAN hacia Ucrania. Ahora está atizando la confrontación con un brutal embargo económico a Rusia con graves consecuencias primero que nada para el pueblo trabajador ruso, y que está afectando la economía mundial con la aceleración de la espiral inflacionaria. Quienes sufrirán las peores consecuencias de esta belicosidad financiera serán, como siempre, las poblaciones pobres del mundo. Ese bando también fomenta una campaña mediática racista anti rusa y que viola la libertad de expresión de quienes no se unen a sus designios. Lo que en realidad busca es impulsar una nueva militarización y fortalecer la OTAN con tal de mantener su predominancia en el capitalismo mundial.

El capitalismo, lo vemos una vez más, genera crisis y guerras. La actual puede tener consecuencias dramáticas e impredecibles. El mundo se encuentra al borde de una grave profundización de la crisis económica global e incluso de que el actual conflicto bélico degenere en una nueva y más devastadora que nunca guerra mundial. Pone en riesgo a la humanidad, a las otras especies, a la vida misma.

Importa poco quiénes sean los principales causantes de la actual guerra en Ucrania, los visibles o los que esconden la mano. Una cosa es cierta, es producto de las políticas imperiales de ambos bandos. Su propósito último es garantizar a sus clases dominantes mayores riquezas sobre la base de la explotación de la clase trabajadora y de los recursos naturales del planeta.

No estamos ni con Putin ni con Biden ni con Zelensky, nos oponemos a todos ellos. Saludamos todas las movilizaciones contra la invasión desde Rusia hasta Chiapas e invitamos a fortalecerlas de manera unitaria.

Exigimos el retiro de las tropas rusas de Ucrania y el respeto a su autodeterminación. Exigimos la liberación de todas las personas que han sido arrestadas en Rusia por oponerse a la guerra.

Exigimos el respeto a la autodeterminación de todos los grupos étnicos en Ucrania y la neutralidad frente a la OTAN y Rusia.

Exigimos la disolución de la OTAN, una pandilla militar imperialista que solo existe para dominar al mundo. Exigimos el cierre de todas las bases militares de Estados Unidos fuera de su territorio.

Exigimos el desarme nuclear incondicional de todas las potencias.

¡PROLETARIOS DE TODOS LOS PAÍSES, UNÍOS CONTRA LA GUERRA IMPERIALISTA!

Ciudad de México, a 13 de marzo de 2022

Coordinadora Socialista Revolucionaria